Barcelona

Llámanos 93 309 88 92

Control de plagas en locales de restauración de Barcelona

Lo primero que sugiere la presencia de insectos y roedores en sitios donde se elaboran comidas preparadas es que la limpieza no es lo suficientemente exhaustiva. El no tener el debido control de plagas en bares, cafeterías y restaurantes de Barcelona, ocasionará a su propietario, entre otros, problemas de higiene y conflictos con las autoridades sanitarias, además de pérdidas de clientes y mala reputación.

Además de mantener unas condiciones de limpieza e higiene adecuadas, entre los métodos de control pasivo para el control de plagas en locales de restauración de Barcelona que evitan que estas encuentren el lugar atractivo para buscar alimento y anidar, se encuentra, por ejemplo, el mantener los cubos de basura con tapa y bien cerrados, además de desechar las bolsas con regularidad en los contenedores, siempre al final de la jornada de trabajo como mínimo. Sin embargo, esto no suele ser suficiente.

Mantener el control de plagas en bares, cafeterías y restaurantes de Barcelona requiere más que una limpieza continua a lo largo del día y otra profunda al final de la jornada. Es decir, como propietario, su responsabilidad es evitar a toda costa la presencia de cualquier tipo de plaga. Los medios necesarios para conseguir este objetivo deben ser considerados por tanto una inversión, nunca como un gasto.

Un rincón descuidado, con acceso a restos de alimentos, puede ser la invitación perfecta para estas indeseables y potenciales plagas.

Pero, además de la limpieza, el estar atento a cualquier indicio de presencia de estos animales es fundamental. En este sentido, se pueden encontrar, por ejemplo, restos de heces acumulados que delatan la presencia de roedores, que son notablemente más grandes en las ratas que en los ratones, o marcas de mordeduras en estructuras como puertas, gomas de sellado, cableados y alimentos expuesto roídos.

Identificar estas señales es clave, porque al morder un cableado, las ratas pueden servir de puente conductor de electricidad y generar un indeseado cortocircuito. Pero además de identificar los rastros que ellas dejan, para asegurar el control de plagas en locales de restauración de Barcelona también hay que conocer los hábitos de estos roedores.

 

¿Cuáles son los tipos de ratas más comunes?

Ante todo, para mantener el control de plagas en bares, cafeterías y restaurantes de Barcelona hay que saber que existen dos tipos de ratas comunes. La primera de ellas es la rata noruega (Rattus Norvegicus), que es de color marrón o gris, de pelo abundante y longitud entre los 18 y 20 centímetros, siendo su cola más corta que el resto de su cuerpo. Viven alrededor de un año, las orejas son redondeadas, al igual que su nariz. Un ejemplar de este roedor puede llegar a pesar 500 gramos y la hembra puede tener de 4 a 7 camadas de 12 crías por año, que alcanzan la madurez y capacidad reproductiva en dos meses.

La rata noruega vive muy cerca de los humanos, especialmente donde encuentren una fuente regular de alimentación, como bares, y suele hacer sus nidos debajo de la tierra, de donde sale (generalmente de noche) en busca de comida. Sus nidos suelen estar en viviendas, sótanos, cerca de las raíces de un árbol, en alcantarillas y en cualquier espacio angosto.

La rata noruega es omnívora y se alimenta preferiblemente de carnes, pero necesita agua constante para poder sobrevivir. También come frutas frescas, frutas secas, granos y otros animales.

La otra especie es la rata negra (Rattus Rattus), también conocida como rata común, de barco, o de los tejados. Es originaria de Asia y es adaptable en casi todos los hábitats, prefiriendo los ambientes cálidos. Es una de las especies invasoras más dañinas del mundo y miden entre 16 y 22 centímetros de largo, con una larga cola sin pelos y con evidentes escamas anilladas que puede medir hasta 24 centímetros.

Este animal, considerado como una verdadera amenaza ante el control de plagas en bares, cafeterías y restaurantes de Barcelona, es de color negro o gris oscuro, tiene el hocico en forma de punta, y pueden pesar hasta 250 gramos. Las hembras pueden tener 6 camadas por año, de hasta 18 crías cada una.  A diferencia de la rata noruega, a la rata negra le gusta anidar en lugares altos, como los árboles, tejados y buhardillas, entre otros.

Este tipo de rata adapta su alimentación al lugar donde se encuentre; en el campo basa su dieta en insectos, granos, frutas y hasta huevos de pájaros. Pero al encontrarse cerca de una población de humanos se siente atraída por la comida de éstos, y, de no impedírselo, pasa a ser su principal fuente de alimentación.

Deje el control de plagas en bares, cafeterías y restaurantes de Barcelona en manos de expertos

Para APINSA, la desratización es prioritaria en el marco del control integrado de plagas y vectores. Las ratas son fuentes potenciales de enfermedades, además de que pueden atacar tanto a personas como a mascotas y provocar daños variados en inmuebles y propiedades. Ante la presencia de ratas, o sospecha de presencia de este roedor, contacte inmediatamente con un profesional en control de esta peligrosa plaga.

Como expertos en el control de plagas en Barcelona haremos un diagnóstico de situación exhaustivo que nos permita dar una solución rápida y efectiva, con las técnicas y equipos de trabajo de última generación y los mejores productos del mercado.

Si necesita asegurar el control de plagas en bares, cafeterías y restaurantes de Barcelona, le invitamos a que conozca las especificaciones de un servicio de control de plagas para bares y solicite una visita gratuita de evaluación y diagnóstico para la desinsectación, desratización y desinfección.

Además, suscríbase a nuestro Newsletter hoy y podrá recibir en su email la información más actual y consejos apropiados para que el control de plagas en su hogar o empresa sea fácil y efectivo.

Control de plagas en locales de restauración de Barcelona

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

es Español